Si analizás las métricas correctas, podés aprender muchísimo sobre tu público y sobre lo que les interesa, por lo tanto en este artículo vamos a ver cómo interpretar algunos de los datos en Google Analytics.

Métricas básicas de Google Analytics
Si están empezando con Analytics, las métricas más importantes que tenés que supervisar son las sesiones, los usuarios, las páginas vistas, las páginas por sesión, la duración media de la sesión, el porcentaje de rebote, el porcentaje de salidas y el porcentaje de conversión. Por supuesto, existen muchísimas otras métricas que podrás investigar en el futuro, pero estas son las que te recomiendopara empezar. En esta guía básica, voy a detallarte para qué sirve cada una en pocas palabras:

1. Las sesiones
En términos generales, una sesión es una interacción o un grupo de interacciones que tienen lugar en tu sitio web durante un plazo de tiempo concreto. Por ejemplo, una sola sesión puede incluir clics en varias páginas o incluso distintas transacciones.

Algo que tenés que tener en cuenta es que, aunque una visita haga clic en tu página (por ejemplo, desde Google) varias veces en un corto espacio de tiempo, Analytics contabilizará una única sesión, ya que la sesión inicial todavía no habrá caducado.

Para consultar el número de sesiones, solamente tenés que acceder a la página principal de Informes de tu Analytics, la Visión General.

Por defecto, vas a ver el resumen de sesiones de los últimos 28 días. Sin embargo, en la esquina superior derecha de la pantalla podrás escoger el periodo de tiempo que quieras visualizar: podés elegir cualquier periodo desde el momento en que insertaste el código de Analytics en tu página, tanto para esta métrica como para todas las siguientes.

¡Aprovechá para hacerte una idea de la situación desde una perspectiva más amplia! También podés consultar los datos por Hora, Día, Semana o Mes.

En la siguiente imagen verás dónde consultar tanto las sesiones totales como algunas otras métricas que voy a ir explicando más abajo:

2. Los usuarios
El número de visitantes que han creado una sesión como mínimo en tu sitio. Todas las futuras sesiones de un usuario que ya haya interactuado por tu web se contabilizarán simplemente como sesiones adicionales, pero el usuario continuará siendo el mismo. Esto se debe a que, gracias al uso de cookies, Google Analytics es capaz de reconocer a los usuarios que vuelven a tu web tras haberla visitado por primera vez.

Analytics también diferencia entre usuarios nuevos y recurrentes. Los usuarios nuevos son aquellos que no habían visitado nunca tu web, mientras que los usuarios recurrentes son los que habían realizado al menos una visita en el pasado. Una vez más, este cálculo depende de las cookies que Analytics inserta en el equipo del usuario. En general, es bueno que exista una mezcla de ambos tipos de usuario.

En la imagen anterior podés ver una contabilización total de los usuarios (la segunda métrica de la fila superior). En esta de más abajo, verás un ejemplo de la distinción que marca Analytics entre usuarios nuevos (“new visitor”) y usuarios recurrentes (“returning visitor”):
3. Páginas vistas
El número total de páginas que se han visitado (o vuelto a visitar). Como seguramente tu web tenga más de una página, el objetivo suele ser que el número de páginas vistas supere lo más posible el número de sesiones conseguidas.

Esto indicará que tus visitas encuentran tu web relevante, ya que no solamente entran, sino que curiosean o siguen el camino que les propones. ¡Bien hecho!

4. Páginas/sesión
Esta métrica está relacionada con la de Número de páginas vistas. Representa la cantidad media de páginas vistas durante una única sesión en tu web.

Cuantas más páginas por sesión, mayor interacción por parte de las visitas (¡significa que están explorando tu sitio a fondo!).

5. Duración media de la sesión
Los minutos o segundos que tarda una visita en abandonar la web. En general, cuanto más tiempo se queden mejor, ya que implicará una mayor interacción.

Para realizar el cálculo, Analytics suma la duración de todas y cada una de las sesiones de tu web durante el periodo que le has pedido que analice y, a continuación, divide ese resultado entre el número total de sesiones obtenidas.

Por ejemplo, puedes tener 60 usuarios que han creado 100 sesiones distintas, con un total de 12.000 segundos de duración:

12.000 / 100 = 2 minutos (120 segundos) de duración media de la sesión.

6. Porcentaje de rebote
El porcentaje o tasa de rebote representa el número de visitas que dejan tu sitio tras visualizar solamente una página, sin hacer clic en nada más y sin tener en cuenta cómo llegaron a tu web o cuánto tiempo se quedaron en dicha página.

En general, deberías esforzarte para que este porcentaje sea lo más bajo posible, ya que un alto porcentaje de rebote suele implicar un problema con la página de aterrizaje en cuestión: es posible que sea confusa, aburrida o que no sea lo que los usuarios esperan encontrar (es decir, que no sea relevante).

En definitiva, el porcentaje de rebote es una forma de medir la calidad de una visita.

7. Porcentaje de salidas
Es común que la gente confunda una “salida” con un “rebote”, pero en realidad son conceptos completamente distintos. A diferencia de un rebote, una salida tiene lugar cuando un usuario visita varias páginas de tu web y, a continuación, se marcha.

Es posible que algunas páginas de tu sitio tengan un alto porcentaje de salidas; por ejemplo, tu página de confirmación de pedido. Después de todo, si una visita ha finalizado una compra lo más normal es que se vaya.

No obstante, si observás un alto porcentaje de salidas en otras páginas de tu web en las que realmente no exista un motivo lógico para marcharse, quizá hayas dado con un problema.

Examiná qué páginas cuentan con un porcentaje de salidas más alto que la media: ¿están proporcionando la información adecuada?, ¿por qué las visitas se están marchando desde allí? Para consultar el porcentaje de salidas total de tu web, hacé clic en Comportamiento >> Visión general. Verás algo como esto:

Para visitar el porcentaje de salidas desde cada página concreta, una vez más andá a Comportamiento >> Contenido del sitio >> Páginas de salida. Por defecto, Google Analytics te mostrará las primeras 10 páginas con los porcentajes de salida más altos.

Puedes ampliar ese número para ver 25, 50, 100 páginas, o las que necesites. ¡Hacé una buena revisión!

8. Porcentaje de conversiones
De todas las métricas interesantes, seguramente esta sea una de las más importantes. El porcentaje de conversiones representa a aquellos usuarios que han completado un objetivo en tu sitio web.

El objetivo puede ser completar una compra, rellenar un formulario de contacto o visualizar una página concreta.

El motivo por el que esta métrica resulta crucial es que es la forma más clara de medir el éxito de tu web: si tienes un porcentaje de conversiones muy bajo, estás atrayendo al tipo de visitante equivocado o tu web no está convenciendo a la gente de que les estás ofreciendo algo que les interesa.

Por lo tanto, si supervisás tu porcentaje de conversiones podrás saber si en tu web hay algún problema que debas solucionar. ¡Y manos a la obra!

Para encontrar esta cifra, anda a Conversiones >> Objetivos. Tendrás que haber marcado previamente los objetivos que deseas conseguir en tu web, pero eso es tema para otro post.

En resumen
Al principio, Google Analytics y sus métricas pueden resultar apabullantes.

Empezá poco a poco. La clave está en ir paso a paso: elegir una métrica que sea importante para vos y para tu web y trabajar para mejorarla.

Si te concentrás solamente en una cosa, te harás una idea más clara de las cifras y de cómo mejorarlas. Una vez estés más cómodo, podés continuar añadiendo métricas que supervisar.